Logo de la Diputación de Castellón

Actualidad

Sede electrónica
Realiza tus trámites, gestiones tributarias, pagos o consultas en nuestros servicios online para ciudadanos y empresas.
Portal de transparencia
Nuestra herramienta de trabajo para rendir cuentas ante la ciudadanía y atender sus propuestas.
Sede electrónica
Realiza tus trámites, gestiones tributarias, pagos o consultas en nuestros servicios online para ciudadanos y empresas.
Portal de transparencia
Nuestra herramienta de trabajo para rendir cuentas ante la ciudadanía y atender sus propuestas.

Las Unidades de Respiro Familiar de la Diputación benefician ya a 840 familias

Las Unidades de Respiro Familiar de la Diputación benefician ya a 840 familias

26 de diciembre. Las Unidades de Respiro Familiar de la Diputación de Castellón benefician ya a 840 familias de 56 municipios de la provincia. Con ello, esta iniciativa del Gobierno Provincial se ha consolidado como un recurso fundamental para luchar contra la despoblación en el interior, cumpliendo con su objetivo de permitir la conciliación laboral, personal y familiar de los familiares que asumen el cuidado de personas mayores o dependientes, con la atención y cuidado permanente que requiere. Además, colaboran en la recuperación y mantenimiento de la autonomía personal de las personas mayores.

La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha visitado varias unidades para conocer las inquietudes de sus trabajadores y conocer en primera persona el día a día de este servicio de la Diputación. “No hay mejor prueba de la utilidad de este servicio que la alta demanda que se ha generado en todos los pueblos en los que se ha puesto en marcha y el gran interés de muchos alcaldes por acoger en sus pueblos una unidad de respiro familiar. La satisfacción tanto de trabajadores como de los propios usuarios con la cantidad de actividades que realizan en los centros nos motiva todavía más a continuar con esta iniciativa del Gobierno Provincial por igualar oportunidades en todo el territorio castellonense”.

En ese sentido, Vicente-Ruiz ha puesto en valor el efecto que están teniendo las Unidades de Respiro Familiar en la consolidación de población en las zonas del interior como parte del programa Repoblem contra la despoblación. “He conocido casos en los que estas unidades han decantado la decisión de quedarse a vivir en el pueblo para familias que ya se planteaban dejar su vivienda por falta de recursos en este sentido. El cuidado de las personas mayores, al igual que ocurre con les escoles matineres es en muchos casos motivo de incompatibilidad de horarios laborales para familiares, y el poder generar recursos en los pueblos para conciliar y para mejorar la calidad de vida de nuestras personas mayores es motivo de satisfacción porque cumplimos con nuestro objetivo de igualar oportunidades y recursos en toda la provincia y mejorar la calidad de vida en los pueblos de Castellón”.

Cabe señalar que además de los objetivos ya citados de estas Unidades de Respiro Familiar, se constituyen en un marco adecuado en el entorno inmediato del usuario para el desarrollo de las relaciones personales y sociales, facilitan la permanencia del anciano en su entorno habitual así como las prestaciones básicas relativas a la higiene, salud, información y orientación, actividades recreativas y sociales, además de asesorar a las familias en la adquisición de habilidades en el cuidado de las personas.

Ampliación a 10 centros más para 2018

Tal ha sido el buen comportamiento que están teniendo las 56 Unidades de Respiro Familiar puestas en marcha por el Gobierno Provincial de Javier Moliner que para el presupuesto de 2018 la Diputación ha consignado una partida de 480.000 euros que contempla tanto el mantenimiento de los centros ya habilitados como la puesta en marcha de 10 nuevas Unidades de Respiro Familiar.

“Estamos convirtiendo estas Unidades de Respiro Familiar en un aliado de los ayuntamientos, especialmente en el caso de pequeños municipios del interior, contra el envejecimiento de la población”, ha indicado la diputada, quien ha señalado además el importante efecto que está teniendo en cuanto a creación de puestos de trabajo. “No hay que olvidar que estamos empleando a una persona por centro, lo que supone ya que 56 personas, y en 2018 serán 66 personas, están trabajando en las Unidades de Respiro Familiar de la Diputación, y en la mayoría de los casos en municipios del interior”.