Logo de la Diputación de Castellón

Actualidad

Ruth Sanz defiende en el Congreso de Artes Escénicas el cambio de gestión cultural de la Diputación de Castellón

Ruth Sanz defiende en el Congreso de Artes Escénicas el cambio de gestión cultural de la Diputación de Castellón
14 de Octubre de 2020

La diputada provincial señala que el objetivo es “garantizar que tanto los municipios grandes como los más pequeños tengan las mismas condiciones en la hora de acceder a la cultura en todos sus formatos”

La diputada de Cultura, Ruth Sanz, ha formado parte hoy del elenco de voces destacadas que han participado en el Congreso de Artes Escénicas de Castelló, que se desarrollará hasta mañana jueves en la capital de la Plana con un único punto de debate: el estado del sector cultural valenciano en tiempo de coronavirus y sus expectativas de futuro.

Sanz, como representante de la Diputación de Castelló, ha avanzado que el objetivo de la Nueva Diputación “está claro: se trata de cambiar el modelo de gestión cultural llevado a cabo hasta ahora en esta institución a fin de democratizar la política de programación cultural, garantizando que tanto los municipios grandes como los más pequeños tengan las mismas condiciones en la hora de acceder a la cultura en todos sus formatos”.

Así mismo, la diputada ha defendido “la fuerza de la cultura” como instrumento de dinamización social y económica y ha apostado “por devolverla dentro de las posibilidades a todas las calles de nuestros pueblos” para dar aliento al sector, muy afectado por la crisis, “porque todo esto pasará y aquí estará vuestra Diputación”. En este sentido, ha posado en valor “el diálogo fluido con la industria para poder ofrecer una mejor programación en nuestros pueblos”, puesto que desde hace meses se está trabajando ya en este nuevo modelo de contratación cultural.

Ruth Sanz se ha mostrado segura de que “con las nuevas políticas culturales de la Diputación haremos revitalizar social y culturalmente los 135 municipios de la provincia y dinamizar su economía, aportando un valor añadido a nuestras localidades que ya de por sí cuentan con un atractivo infinito”. En este sentido, ha defendido que, con los datos en la mano, “podemos decir que consumir cultura es seguro”.