Logo de la Diputación de Castellón

Actualidad

Moliner reivindica el medio rural como “indispensable para el carácter del territorio”

Moliner reivindica el medio rural como “indispensable para el carácter del territorio”

19 de octubre. El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner,ha reivindicado el medio rural de la provincia como “indispensable para el carácter de nuestro territorio”. Ha sido en su ponencia en el III Congreso Nacional de Despoblación en la localidad palentina de Aguilar de Campoo en la que el presidente ha expuesto el programa Repoblem de la Diputación de Castellón como modelo de trabajo contra la despoblación en el ámbito nacional, desgranando ante representantes de distintas provincias españolas la veintena de iniciativas emprendidas por el Gobierno Provincial para igualar oportunidades en el medio rural

“Hemos querido compartir con el resto de territorios la experiencia del programa Repoblem, un programa que quiso darle la vuelta a la situación de éxodo rural que estaba viviendo nuestra tierra sabiendo que el mundo del interior de la provincia es determinante para marcar personalidad a una tierra en la que aunque mayoritariamente vive en la costa mira al interior como un espacio de ocio y de oportunidades. Esa situación que vive Castellón hoy estamos viendo con ilusión contenida, pero cómo tiene un viso de reversibilidad, viendo cómo futuras generaciones pueden volver a ver un mundo rural activo, un medio rural en el que se desarrollen actividades vinculadas al paisaje, a la gastronomía, a la cultura, al turismo... y que en definitiva puedan seguir marcándole carácter a una provincia como la de Castellón”.

Javier Moliner ha sido uno de los 40 responsables institucionales y especialistas ligados a distintos ámbitos profesionales que participen en esta tercera edición del Congreso Nacional sobre Despoblación organizado por la Diputación de Palencia y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con la colaboración del Ayuntamiento de Aguilar de Campoo. Con esta intervención del presidente, el Gobierno Provincial de Castellón consolida su liderazgo en el trabajo por revertir la situación de despoblación que padece el medio rural de la provincia, un problema que comparte con buena parte de la geografía española.

Cerca de una veintena de actuaciones

Moliner ha explicado el trabajo que está realizando la Diputación especialmente desde 2013 con la puesta en marcha del programa Repoblem y que ya se ha materializado en la articulación de en torno a 20 líneas de acción con una importante red de Unidades Respira y de Escoles Matineres en el medio rural de Castellón, una creciente red de helisuperficies, la activación del Transporte Rural con Fines Médicos y la campaña Salut al Poble de prevención.

Programación

La programación del Congreso se extiende a lo largo de dos intensas jornadas articuladas a través de siete mesas de debate en las que se ahonda en las diversas problemáticas ligadas a la despoblación y se analizan posibles medidas de carácter público y privado. Entre la nómina de invitados que están pasando por el Cine Amor de Aguilar de Campoo -sede del evento-, figuran representantes de los tres ámbitos de la Administración (local, autonómica y estatal), politólogos, expertos en despoblación, emprendedores, empresarios, escritores o periodistas.

La despoblación, un problema para buena parte de nuestro país

La despoblación es un problema real que afecta especialmente al mundo rural. La crítica lista de provincias en agonía demográfica la lidera Soria, donde un 94 % de sus municipios están en riesgo extremo de extinción. A Soria le sigue la provincia de Zamora, donde 93 de cada 100 municipios presentan el mismo riesgo. Es prácticamente el mismo índice que sufre la provincia de Burgos, mientras que en Ávila, Salamanca y Teruel las localidades amenazadas son el 92 %. En Palencia, Guadalajara y Segovia la tasa de riesgo de extinción demográfica ronda el 90 % de todos sus municipios, mientras que en las provincias de Cuenca y Huesca se aproxima al 87 %. La Rioja también presenta una situación crítica: el 84 % de todas sus localidades tienen menos de mil habitantes. Valladolid y Zaragoza han entrado en la lista de provincias con territorios agonizantes por la despoblación.

Además de esas catorce provincias que presentan una situación crítica, otras ocho están en graves apuros: Lleida, León, Cáceres, Navarra, Castellón, Girona, Álava y Tarragona, porque más de la mitad de los municipios de cada una de ellas están en riesgo de extinción demográfica.