Logo de la Diputación de Castellón

Actualidad

Nuestro canal de Youtube
Conoce de cerca toda la actualidad de la diputación de forma ágil y amena.
Nuestro canal de Youtube
Conoce de cerca toda la actualidad de la diputación de forma ágil y amena.

José Martí asiste a la exhumación de los restos del presidente de la Diputación José Hernández Merlo, fusilado en 1941 por el régimen franquista

José Martí asiste a la exhumación de los restos del presidente de la Diputación José Hernández Merlo, fusilado en 1941 por el régimen franquista
14 de Enero de 2022

Ha sido en un emotivo acto en el cementerio de Castellón en el que Martí ha comunicado que próximamente se colgará un cuadro con la imagen del represaliado en el Palacio Provincial

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí y la diputada provincial de Memoria Histórica, Tania Baños, han asistido en el cementerio de Castellón a la exhumación de los restos mortales de José Hernández Merlo, presidente de la Diputación entre el 19 de enero y el 15 de diciembre de 1937, y fusilado por el régimen franquista en 1941, a los 41 años de edad tras un juicio sumarísimo. Ha sido en un emotivo acto que ha contado con la presencia de familiares del presidente ajusticiado y con representantes del Grup per la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló, en el transcurso del cual, Martí ha anunciado que la Diputación reparará la memoria del presidente Hernández Merlo colgando su retrato en el Palau Provincial, junto al resto de presidentes. Se trata de una imagen que se ha solicitado a su familia «para que ocupe el lugar que le corresponde y que ahora no tiene».

Esta actuación se enmarca dentro del proyecto de exhumaciones de 2021 que impulsa el área de Memoria Histórica dirigida por Tania Baños en colaboración con el Grup per la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló.

Hernández Merlo fue secretario local de UGT, formó parte del Comité Provincial del PSOE en Castelló, tuvo acta de concejal del ayuntamiento de Castelló en 1936 y durante la guerra civil ejerció como director de Hospital Provincial. Acabada la contienda, fue detenido en Ludiente y estuvo preso en las cárceles de Menorca, Borriana y Castelló.

Resultó condenado a muerte en el Consejo de Guerra celebrado el 29 de abril de 1941 y fusilado el 5 de agosto de ese mismo año.