Logo de la Diputación de Castellón

Actualidad

Plan Castellón 135
Plan Castellón 135
Nuestro canal de Youtube
Conoce de cerca toda la actualidad de la diputación de forma ágil y amena.
Día de la Provincia 2018
Día de la Provincia 2018
Plan Castellón 135
Plan Castellón 135
Nuestro canal de Youtube
Conoce de cerca toda la actualidad de la diputación de forma ágil y amena.
Día de la Provincia 2018
Día de la Provincia 2018

Economía de escala

Economía de escala

11 de noviembre. La Diputación de Castellón podrá ejercer su responsabilidad más municipalista en 2017 con un presupuesto que incluye nuevos planes para dotar de más servicios a los ayuntamientos gracias a la eficacia con la que lleva trabajando años el ejecutivo que preside Javier Moliner. Esa capacidad financiera y de obtener los beneficios de la economía en escala le permite lograr mejores precios y asumir el coste de más servicios a los vecinos que son inasumibles para muchos ayuntamientos de la provincia.

Gracias a ello, el Gobierno Provincial no solo mejorará notablemente las inversiones directas en cada municipio como es el caso de los POYS 135, sino que, además, ha presupuestado nuevos servicios para el año que viene. “Gracias al trabajo constante para reducir el coste de funcionamiento de la Diputación podemos incrementar año tras año el catálogo de servicios que prestamos en toda la provincia. Entre otras novedades, en 2017 dotaremos a todos los municipios de desfibriladores e instalaremos columpios adaptados y marquesinas en muchos pueblos que nos lo han pedido y no lo pueden pagar”, ha asegurado el presidente Moliner.

Así lo ha explicado el presidente de la Diputación porque en el Presupuesto de 2017 se reflejarán un total de 392.000 euros con los que, gracias a la economía de escala, “asumimos las peticiones y necesidades que nos trasladan desde toda la provincia y que no pueden asumir muchos pueblos, especialmente los de menor capacidad económica y de gestión. Les ayudamos a mejorar sus prestaciones y facilitamos el acceso a nuevos servicios a los vecinos”.

Es el caso de tres servicios que, tal y como reseñado Moliner, “podrán ser una realidad en numerosos municipios de la provincia a lo que la Diputación de Castellón les generará un ahorro sustancial. Este municipalismo nos permitirá mejorar los servicios de los pueblos al ejercer de central de compras, garantizando un servicio que no pueden asumir por su cuenta y que, además, responde además a las demandas de muchos castellonenses”.

Más de 270.000 euros para salvar vidas

Sin ir más lejos, este efecto de central de compras permitirá convertir Castellón en el primer territorio cardioprotegido de España a través de un programa pionero que la Diputación de Castellón financiará ya en 2017 con 272.000 euros de recursos propios para dotar de recursos a toda la provincia para salvar vidas y combatir incidencias cardiacas como la muerte súbita.

Así, además de suministrar los desfibriladores a los municipios que así lo soliciten, más de un centenar a fecha de hoy, la contrata que realizará la administración provincial le permitirá gestar una estrategia provincial integral. En ella, el adjudicatario de este programa de prevención de riesgo cardiovascular deberá formar a ocho profesionales en el manejo de los dispositivos DESA y tendrá que estudiar las zonas más adecuadas para la instalación de los desfibriladores y la formación de los voluntarios en el propio municipio.

“De este modo, la Diputación estará presente durante todo el proceso garantizando que no solo se suministran los desfibriladores sino que se dotará de la formación y los recursos necesarios a los núcleos poblaciones que no cuentan con este tipo de asistencia y que la soliciten para mejorar el bienestar de la población y ofrecer un servicio efectivo y con garantías para actuar ante dolencias cardiovasculares”

Columpios adaptados y marquesinas

Demandas como las de la instalación de columpios adaptados para los que la administración provincial invertirá 100.000 euros. “Se trata de convertir esta institución en una prestadora de servicios que facilite a los ayuntamientos que no disponen de recursos de mejores condiciones a las que si fueran por libre”, ha argumentado Moliner al mismo tiempo que ha destacado que “esta partida llega después de materializar una propuesta elevada a pleno por un grupo de la oposición “en un ejemplo más del cariz integrador de este Gobierno Provincial”.

Con el objetivo de mejorar los servicios que los pueblos ofrecen a los castellonenses, y con especial interés en ayudar a aquellos municipios del interior que por su dimensión no disponen de elevados recursos propios, dentro de esta política de economía de escala la Diputación garantizará la adquisición de marquesinas. La instalación de este mobiliario urbano permitirá garantizar el servicio de transporte urbano en zonas donde las inclemencias meteorológicas ocasionan más problemas a sus usuarios. Así, que supondrá un beneficio importante para sus usuarios, especialmente en el interior.